Please use this identifier to cite or link to this item: http://sgc.anlis.gob.ar/handle/123456789/796
Title: Sobre la presencia del Azobacter agilis en Norte y Sud América
Authors: Soriano, S. 
Keywords: Azotobacter
Issue Date: Sep-1941
Publisher: Ministerio del Interior; Departamento Nacional de Higiene; Instituto Bacteriológico "Dr. Carlos G. Malbrán"
Project: Sistema de Gestión del Conocimiento de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) 
Journal: Revista del Instituto Bacteriológico "Dr. Carlos G. Malbrán" 
Series/Report no.: Revista del Instituto Bacteriológico "Dr. Carlos G. Malbrán";1941;10(2):56-65
Abstract: Azotobacter agilis Beijerinck, es una bacteria aerobia capaz de 7 fijar el nitrógeno atmosférico y que se encuentra habitualmente en las aguas superficiales. Fué descubierta por Beijerinck en 1901 7 en el agua de los canales de Delft, Holanda, después de lo cual no j volvió a ser encontrada sino en 1933 y en 1936, años en que Kluyver ::·7 y van Reenen y Kluyver y van den Bout, respectivamente, logra- ron aislarla de nuevo del mismo lugar en que fué hallada por sus descubridores. Winogradsky en 1938, la aisló también de aguas superficiales en 7 Francia. Hasta entonces es curioso que no haya sido aislada en otros lugares del mundo, a pesar de que debía presumirse su gran difusión en la naturaleza. En 1938, utilizando las técnicas recomendadas por Beijerinck, por Kluyver y colaboradores y especialmente por Winogradsky, el autor del presente trabajo logró encontrar también Azotobacter agilis en U. S. A. en distintas muestras de aguas de lagos y en una muestra de aguas cloacales. En este trabajo se comunica el hallazgo del Azotobacter agilis en la República Argentina, donde fué encontrado en numerosas muestras de aguas de ríos, lagunas, charcos, etc., recogidas en los alrededores de Buenos Aires y se compara la frecuencia con que los ensayos dieron resultado positivo en las experiencias efectuadas en Norteamérica y en la Argentina. La técnica empleada en el presente trabajo consiste en la utilización del medio sintético recomendado por Winogradsky, en el cual se usa alcohol etílico como fuente de carbono. Se modificó la composición original reemplazando el cloruro férrico por una sal orgánica como el citrato de hierro. El porciento de resultados positivos aumentó así en forma apreciable. De 20 muestras de aguas de lagos, una muestra de aguas cloacales y una de barro activado, examinadas en Madison, Wis., y en San Francisco, California, U.S.A., sobre la presencia de Azotobacter agilis, 6 (27 %) dieron resultado positivo. De 12 muestras de aguas de ríos, lagunas y charcos, una de aguas cloacales y una de barro activado, examinadas en Buenos Aires, República Argentina, 11 (78%) resultaron positivas. En total, de las 36 muestras examinadas, 17, o sea el 47,2 %, mostraron contener Azotobacter agilis en la cantidad examinada de 50 a 100 ml. Además de la forma típica descripta por Beijerinck, produe- ’ tora del característico pigmento amarillo-verdoso, que luego se torna violado, fué encontrada con mayor frecuencia la forma no productora de pigmento denominada por Kluyver y van den Bout Azotobacter agilis var. atypica. Se encontraron, además, otras formas algo distintas de las anteriores, pero que pueden ser consideradas provisoriamente como pertenecientes a la misma especie. Azotobacter agilis es una bacteria de tamaño grande (2,4-3,0 X 2,5- 4,5 μ), no esporulada, que se reconoce fácilmente en los preparados microscópicos en vivo por su activa movilidad. La forma típica produce un pigmento difusible, aunque existen diversas otras formas que solo son capaces de producir débil pigmento o están totalmente desprovistas de esa propiedad. Se distingue con relativa facilidad de Azotobacter Vinelandii, la cual es una especie muy vecina, por la diferencia del ancho de sus células, que es en ésta bastante menor (1,4 -1,8 X 2,5 - 4,0 μ). Se asemeja sin embargo a esta especie, y ha sido con frecuencia confundida con ella, por la producción del pigmento amarillento difusible. En opinión del autor, Azotobacter agilis es una buena especie, y debe ser separada de Azotobacter Vinelandii, de la cual aparece como un sinónimo en la reciente edición del libro de Bergey.
Description: Fil: Soriano, S. Ministerio del Interior; Departamento Nacional de Higiene; Instituto Bacteriológico "Dr. Carlos G. Malbrán"; Argentina
URI: http://sgc.anlis.gob.ar/handle/123456789/796
ISSN: 0370-5420
Rights: Open Access
Creative Commons Attribution 4.0 International License
Appears in Collections:Revista del Instituto Bacteriológico "Dr. Carlos G. Malbrán" (1941 - 1949)

Files in This Item:
File Description SizeFormat
RIB1941_10(2)_56-65.pdf1.14 MBAdobe PDFThumbnail
View/Open
Show full item record

Page view(s)

16
checked on Dec 7, 2019

Download(s)

2
checked on Dec 7, 2019

Google ScholarTM

Check


This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons